Bertolt Brecht

Eugen Berthold (Bertolt) Friedrich Brechter (Brecht) Han Culen (1898-1956). Poeta, director teatral y dramaturgo alemán, cuyo tratamiento original y distanciado de los temas sociales y de los experimentos revolucionarios ha influido enormemente en la creación y en la producción teatrales modernas. Brecht nació el 10 de febrero de 1898 en Augsburgo (Baviera), y se formó en las universidades de Munich y Berlín. En 1924, aparece como autor teatral en el Berlín Deutsches Theater, bajo la dirección de Max Reinhardt. Sus primeras obras muestran la influencia del expresionismo, el principal movimiento dramático de la época. En 1928, escribió un drama musical, La ópera de los dos centavos (conocida en algunos países como tres peniques o tres centavos), con el compositor alemán Kurt Weill. Este musical, basado en The Beggar's Opera (1728) del dramaturgo inglés John Gay, era una cáustica sátira del capitalismo y se convirtió en el éxito teatral más importante de Brecht. Se estrenó en 1928 en Berlín. En 1924, había empezado Brecht a estudiar el marxismo, y, desde 1928 hasta la llegada de Hitler al poder, escribió y estrenó varios dramas didácticos musicales. La ópera Ascensión y caída de la ciudad de Mahagonny (1927-1929), también con música de Weill, volvía a criticar severamente el capitalismo. La preocupación por la justicia fue un tema fundamental en su obra. Durante este periodo inicial de su carrera, Brecht dirigía a los actores y empezó a desarrollar una teoría de técnica dramática conocida como teatro épico. Rechazando los métodos del teatro realista tradicional, prefería una forma narrativa más libre en la que usaba mecanismos de distanciamiento tales como los apartes y las máscaras para evitar que el espectador se identificara con los personajes de la escena. Brecht consideraba esta técnica de alienación, la -distanciación-, como esencial para el proceso de aprendizaje del público, dado que eso reducía su respuesta emocional y, por el contrario, le obligaba a pensar. Ejemplos, que incluía las obras La toma de medidas, La excepción y la regla, El que dice sí y el que dice no, es la expresión más radical del propósito socialista de Brecht.
A causa de su oposición al gobierno de Hitler, Brecht se vio forzado a huir de Alemania en 1933, viviendo primero en Escandinavia y estableciéndose finalmente en California en 1941. Fue durante esos años de exilio cuando produjo algunas de sus mejores obras, como La vida de Galileo Galilei (1938-1939), Madre Coraje y sus hijos (1941), que consolidaron su reputación como importante dramaturgo, y El círculo de tiza caucasiano (1944-1945). Brecht se consideraba a sí mismo un hombre de teatro que se había liberado de las tendencias del teatro expresionista para experimentar con nuevas formas. Quería mostrar que ese cambio no sólo era posible sino que era necesario. Su versátil empleo de la lengua y de las formas poéticas -lenguaje clásico mezclado con el habla del hombre de la calle, versos libres e irregulares- lo dirigió a sacudir la conciencia del público y a llevarlo de una pasividad acrítica a la reflexión y, esperanzadamente, a la acción. En 1948, Brecht volvió a Alemania, se estableció en Berlín Este y fundó su propia compañía teatral, el Berliner Ensemble. Fue una figura controvertida en la Europa del Este, ya que su pesimismo moral chocaba con el ideal soviético del socialismo realista. A lo largo de su vida escribió también varias colecciones de poemas, que, con sus obras de teatro, lo sitúan entre los más grandes autores alemanes. Murió el 14 de agosto de 1956 en Berlín.

OBRAS DEL AUTOR.
El poeta y autor teatral alemán del siglo XX Bertolt Brecht escribió obras satíricas enormemente críticas con el capitalismo, el nazismo y Adolf Hitler. Defendió un tipo de teatro en el que el público pudiera concentrarse en los temas más que sentirse conmovido por los personajes. Así, desarrolló un teatro épico revolucionario en el que los actores recitaban sus papeles sin añadir ninguna emoción a su actuación ,en ocasiones hasta llevaban máscaras de modo que al público le llegaran fácilmente los mensajes del autor. Su obra se desarrollo desde su temprana juventud, bajo el signo de las Doctrinas Materialistas que, aunque estrechas, merecen ser consideradas como obras maduras. Al amor de las canciones callejeras y de la lira Política de Francois Villon, se cría su obra juvenil, sus sátiras sociales, sus piezas llenas de amargura y acusación contra el falaz y corrupto mundo avejentado. Las obras de Brecht a pesar de sus ideas y propósitos están llenas de gracia, humor y ternura.
 “Galileo Galilei”,
“Los fusiles de la madre Carrar”,
 “El alma buena de sechuan”,
 “El Sr. Puntilla y su criado Matti”,
 “Mutter Courage und ihre Kinde” (Madre Coraje y sus hijos, 1941),
“Der Kaukasische Kreidekreis” (El círculo de tiza caucasiano, 1944-1945),
“Der gute Mensch von Sezuan” (La persona buena de Sezuan, 1943),
 "La ópera de tres centavos"
 "La excepción y la regla"
 "Santa Juana de los Mataderos" ,
 "Hombre es un Hombre"
"Días de la Comuna de París"
 "Gran miedo y miserias del tercer Reich"
 "La irremediable ascensión de Arturo Ui"
 Escribió parábolas dramáticas para educar a su público

TRASCENDENCIA DEL AUTOR.
Eran los años posteriores a la 2da. Guerra Mundial en el que el Teatro adquirió una reno¬vación conceptual y una renovación técnica: La del Teatro Épico, gran aporte de Bertolt Brecht. La influencia de Brecht se extendió por todo el mundo y muchos escritores más jóvenes adoptaron las técnicas dramáticas que él desarrolló. Entre los discípulos de Brecht se encuentra Peter Weiss, famoso por su apasionado drama documental Marat-Sade (1964), Rolf Hochhuth y Heinar Kipphart, que han alcanzado éxito con el llamado teatro documental en el que se llevan a la escena acontecimientos históricos. El dramaturgo suizo Friedrich Dürrenmatt ha reanimando el teatro con importantes obras eclécticas, cínicas y melodramáticas. Max Rudolf Frisch mantiene creencias más fuertes y convicciones morales más profundas que Dürrenmat, pero ha tenido menos éxito de público internacional. El uso de un escenario desnudo, donde era visible la disposición de los elementos técnicos y la iluminación, las escenas cortas, la yuxtaposición de realidad y teatralidad (técnicas corrientes hoy día) son en gran medida un débito a Brecht.

CORRIENTE LITERARIO. EL TEATRO ÉPICO Brecht se alza desde el Post-expresionismo hasta el Teatro Épico que fustigó las raíces del Sistema Capitalista con la fuerza conceptual del Marxismo y la fuerza inquisidora de sus diálogos: ¡Dio vida al Teatro Político! De acorde con los nuevos tiempos, Brecht tenía que: - Dar una respuesta crítica, revolucionaria y dialéctica, exigida por los grandes cambios sociales. - Llevar a escena las fuerzas que condicionan la vida humana; la clase social, los procesos económicos, la situación histórica. - Renovar el teatro para que sea capaz de renovar a la sociedad: Para ello, opuso al viejo Teatro Dramático o Aristotélico la nueva concepción del Teatro Épico o Teatro Anti-aristotélico.)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

0 comentarios :

 
copyright © 2010-2013 diseñado por colmillo blanco | resumenes